X

Agendar una consulta con el Especialista en Bioneuroemoción.

1

Llamar por Teléfono

La Terapia, ¿Es Realmente Necesaria?


• La Bioneuroemoción® toma como base las 5 Leyes Biológicas de la Nueva Medicina Germánica, además se apoya en la Física Cuántica, en la Ley del Desdoblamiento de los Tiempos de J.P. Garnier Malet, en el desarrollo de la Perspectiva Orgánica y en corrientes psicológicas como la Psicoanalítica, la Gestalt, y la teoría Cognitivo-Conductual y por si fuera poco, considera el estudio del transgeneracional y la Genealogía.

• Un Acompañamiento en Bioneuroemoción® puede iniciar generalmente a partir de un diagnóstico médico o en su caso a partir de un problema o bloqueo emocional, esto se refleja muchas veces en malas relaciones familiares, laborales y personales. Es importante mencionar que si hay un “Trauma”, un Acompañamiento es la mejor opción para empezar a trabajar ese impacto.

• Es importante mencionar que la Bioneuroemoción® es un proceso similar a una biodescodificación o una descodificación emocional, estos son solo algunos nombres con los cuales las personas los identifican, en general se trabaja en el síntoma o problema actual, lo principal es buscar la raíz del conflicto, en algunas ocasiones esto nos lleva a revisar el Proyecto Sentido y por supuesto vamos al Transgeneracional.

Todos hemos pasado por situaciones que nos han hecho preguntarnos ¿Qué está pasando en nuestra vida? ¿Qué podríamos hacer para salir de la situación en la que nos encontramos? ¿Por qué será que no encontramos una salida?

Lo más irónico es que muchas veces no importa el grado de estudios que tengas o el estatus social al que pertenezcas, en el momento en que vivimos un “Shock”, parece que se nos cierra el mundo, no entendemos cómo es que estamos en medio de “algo inesperado”, de algo que se ve o al menos, nosotros lo vemos como “muy grave e intenso”, donde nos sentimos “solos”, incluso pensamos que no deberíamos comentarlo con nadie, pues no nos entenderían, o tal vez podríamos herir a otros si les contamos o peor aún, nos avergonzaría saber que otros se enteraran, por lo tanto, creemos que esto que nos ha pasado debemos esconderlo y que obviamente “no tiene solución”.

Pasar por algo así es parte de la vida y es natural, lo que no es natural es quedarnos allí, en medio de ese caos y aunque por fuera logremos aparentar que estamos bien, por dentro nos sentimos rotos, destrozados o incluso tal vez podemos creer que estamos muriendo de dolor.

Nuestra biología está perfectamente diseñada para atravesar estos impactos que podemos tener en nuestra vida, sin embargo, nosotros los seres humanos muchas veces elegimos Instalarnos allí, Resistir, pensamos ilusamente que esto pasará algún día, que desaparecerá una mañana al despertar… y mientras nos aferramos a nuestra ilusión, lo único que conseguimos es enfermar, nuestro sistema nervioso se comienza a afectar, nuestras emociones pugnan por salir, pero creemos que somos fuertes y no vamos a permitir que nos vean sufrir, así que pensamos: si siento dolor o tristeza, engañaré a todos diciéndoles que estoy molesto porque en mi trabajo mi jefe es un patán o porque mis compañeros de trabajo son unos holgazanes que no hacen nada y yo termino haciendo todo; o tal vez cuando sienta enojo contra mí o hacía otros, les diré que estoy mal porque me duele el estomago o la cabeza… y así vamos por la vida fingiendo estar bien, fingiendo que lo que me pasó hace años no me afecta, que yo soy fuerte y no necesito de nadie, además esto es lo que tanto se publica en las redes, ¿no?: Tienes que ser un Guerrero, tienes que Luchar contra las enfermedades, contra todos los males…

Muy pocas personas se dan cuenta con el paso del tiempo, que lejos de mejorar, empiezan a ver afectada su salud, ya no solo son cosas nerviosas, ya no solo es emocional, ahora empiezan a verse afectados en lo físico, o incluso en sus hábitos, pues ya no duermen como antes, incluso saben que tienen insomnio, se sienten ansiosos o están deprimidos, se dan cuenta, que ya no comparten ni disfrutan de momentos con su familia; y entonces cuando todo ha fallado saben que tienen que tomar una decisión: pedir ayuda profesional, decidir ir a Terapia.

Pero ¿Qué es la Terapia? Porque esa idea que nos vendieron de pagarle a alguien para que me escuche y que solo eso resuelva mis problemas, pues como que no es muy atractiva y no es del todo correcta. Por lo anterior y antes que nada, debemos entender que la Terapia es un Proceso de Actualización de la información de esos momentos que nos han marcado, y esta actualización se va dando en la conversación, en cada acompañamiento, y esto lleva un ritmo, el cual lo va marcando el consultante, el acompañado, quien es un participante activo y no un paciente que espera que la solución venga del exterior.

Einstein decía que para tener resultados diferentes se requiere hacer cosas diferentes, por lo tanto yo te invito a que pruebes un acompañamiento de Bioneuroemoción® Online, si tienes un diagnóstico médico, desde allí podemos empezar a actualizar esa información y creme que podemos cambiarla, podemos ver las cosas desde otra perspectiva y esto es lo que realmente puede ayudarte a tener bienestar, a empezar a vivir en equilibrio. Si por otro lado tu problema no es de salud, es decir, si tienes algún tema emocional o problemas de relación, ya sea con algún familiar, en el trabajo o en relación de pareja, también podemos actualizar esta información para que disfrutes de tus relaciones, recuerda que no es lo que te pasa, sino cómo vives y qué significado le das a eso que te pasa; juntos abordaremos el significado emocional y trabajaremos con las 5 leyes biológicas y el transgeneracional, y con esto sí o sí vas a ver resultados.

Hablando desde la psicología, tomando como referencia a la Gestalt, sabemos que lo que me pasa hoy es el resultado de algo no resuelto, de algo que dejé inconcluso hace tiempo y mientras ese asunto inconcluso no se resuelva, la persona seguirá atrapada en esa situación: enfermedad, depresión, ansiedad, fobias, conflictos interpersonales, bloqueos emocionales, etc.

Así que respondiendo a la pregunta inicial de si la Terapia es realmente necesaria, la respuesta es Sí y mientras más rápido lo aceptes mejor te sentirás, recuerda que sólo los valientes tienen el valor de pedir ayuda y una vez que lo hacen, todo puede mejorar. ¿Estás dispuesto o dispuesta para comenzar?

Transforma tu vida con una consulta de Bioneuroemoción online desde casa. ¿Estás listo/a?